Breve historia sobre mí

Nací en Entrevías, un barrio de clase obrera con una de las menores renta per cápita de Madrid, en el que la opción lógica era ponerse a trabajar a los 16 años. La que yo tomé (educarme y emprender) era la que nadie creía que fuera siquiera una opción.

No quería convertirme en lo que veía a mi alrededor. Mi familia es muy honrada y trabajadora y es algo que siempre respetaré, pero yo sabía que eso no era para mí. No quería trabajar para otros hasta los 65 o 70 años.

Tengo una predisposición natural a llevar la contraria y siempre me he negado a seguir lo preestablecido. Creo que en el fondo quería ser libre, no quería vivir angustiado por la esclavitud de un trabajo fijo y no quería tener que preocuparme por el dinero.

Así pues, a los 14 años decidí que estudiar y formarme era la salida que por aquel entonces conocía, me decidí por estudiar ingeniería electrónica por referencia de un primo lejano al que no le iba mal con la ingeniería.

A los 20 años, mientras estudiaba la carrera en Ingeniería Técnica Industrial especializada en Electrónica Industrial en la Universidad Politécnica de Madrid llegó la crisis financiera del 2008. En ella, mi padre perdió su empleo, con 55 años y las opciones de encontrar otro trabajo eran muy bajas, por lo que le animé a montar una empresa del sector en el que había trabajado hasta entonces. Aunque mi padre no tenía espíritu emprendedor, si era muy trabajador y podía encargarse de la ejecución del trabajo mientras yo me encargaría de la parte empresarial, como márketing, ventas y contratos, que estaba aprendiendo por mi cuenta a la par que estudiaba componentes electrónicos en la universidad.

Poco a poco, la empresa fue creciendo hasta poder emplear a 7 personas. Para mí fue una forma perfecta de aprender temas de negocios y empresas mientras daba trabajo a mi padre, a mi madre y a otras 5 familias.

Mientras tanto, yo acabé la carrera, aunque no creo que la universidad sea la mejor forma de educación, y soy muy crítico con ella. Me metí en el sector del petróleo en Holanda, donde empecé a trabajar como ingeniero. Ganaba un salario digno y pude empezar a ahorrar, gastando lo mínimo para intentar ahorrar lo máximo.

Empecé a invertir gran parte de mis ahorros en bolsa y a ver los resultados de dichas inversiones. Tuve éxitos y fracasos, pero en el camino aprendí lo más preciado que son los conocimientos.

En mi opinión, una de las claves es aprender a vivir con lo mínimo, sobre todo mientras estás haciendo crecer tu patrimonio. Tu peor enemigo eres tú mismo y tus caprichos tontos.

En paralelo a mi carrera profesional, me ascendieron a gestor de clientes y grandes cuentas y seguí en el mundo del petróleo, llegaron ofertas de trabajo más interesantes y decidí cambiar de empresa, esta vez a una multinacional con más de 400.000 empleados en todo el mundo. Entré como gestor de clientes y de desarrollo de negocio y acabé como director de ventas del sector del petróleo y del gas.

Como podrás imaginar, mis ingresos crecieron, pero me mantuve más o menos con el mismo nivel de gastos; tenia claro que quería invertir mi patrimonio y no despilfarrarlo.

Había una pregunta que rondaba incesantemente la cabeza: ¿Podría dejar de trabajar para otros?

En el presente

Hasta hace poco era director de ventas en una de las empresas más grandes del mundo, pero gracias a mis inversiones he dejado mi trabajo y estoy prácticamente jubilado a mis 31 años.

¿A qué me dedico entonces?

A día de hoy vivo de mis propias inversiones, y quiero compartir todo lo que he aprendido en mis años de experiencia como inversor particular para que seas capaz de invertir con seguridad y con éxito, tanto en esta web como en mi canal de Youtube.

Te explico dónde encontrar oportunidades de inversión. Te enseño conceptos de análisis técnico y de análisis fundamental con ejemplos prácticos, analizando paso a paso empresas en profundidad, con diferentes métodos de valoración, para ver si son buenas inversiones, te explico cuándo comprar y cuándo vender acciones, te doy las herramientas, los consejos y los secretos que nadie cuenta y que yo descubrí después de dedicar mucho tiempo a investigar la bolsa, comparto mis errores, que me costaron mucho dinero, para que puedas aprender de ellos, comentamos las noticias más importantes que afectan a la economía para que tomes decisiones de inversión con toda la información necesaria, y sobre todo, lo explico ya resumido y desde cero para que si estás empezando seas capaz de seguir mis explicaciones sin problema y que aprendas a invertir independientemente del dinero que tengas.

¡Ya me gustaría a mí haber encontrado un canal como el mío cuando estaba empezando a invertir!

En definitiva, si quieres invertir en bolsa con éxito, tienes que entenderla y actuar en consecuencia. La bolsa se parece más al ajedrez que a la ruleta. No depende de la suerte si no que tienes que entender cómo se mueve cada una de las piezas y aprender a moverlas de forma que te hagan ganar la partida. Porque el mercado de valores no es una competición de unos contra otros. Todos podemos ganar dinero juntos en la bolsa.

Y ahora es cuando viene la la mejor parte, y es que todo este conocimiento lo estoy compartiendo 100% GRATIS en mi canal de Youtube. Así que visita mi canal haciendo click en Aprender a invertir con Alberto Horche y suscríbete para no perderte los videos que subo.

¿Por qué conmigo?

Mi objetivo con todo esto es democratizar la enseñanza financiera y hacer ver a todo el mundo que un buen manejo del dinero es lo que te hará realmente libre. No libre de pasear por la calle y votar cada 4 años, si no libre de hacer con tu vida algo que valga la pena. Vivir una vida de la que te sientas orgulloso. Y no es fácil.

Os digo de antemano que muchos no lo conseguireis. No porque lleve tiempo y esfuerzo, que también, sino porque muchos no creeréis que es posible.

Yo te puedo dar las herramientas, y lo pienso hacer, pero eres tú el que tienes que utilizarlas. Como suelo decir, a un mono con un martillo, todo le parecen clavos.

¿Y por qué estoy haciendo esto en vez de irme a vivir bajo un cocotero en una isla? Pues porque quiero devolver a la vida lo que me ha dado. Suena asquerosamente cursi, lo sé, pero soy muy feliz y quiero que otra gente experimente esta sensación. Provocar el despertar de algunos, para que podáis mejorar vuestra vida, por poco que sea y ¡descubráis la mejor versión de vosotros mismos!

Este proyecto es mi ración de filantropía. La mayoría de las personas que están agradecidas a la vida tienen un proyecto personal, por pequeño que sea, para ayudar a hacer del mundo un lugar mejor. Yo personalmente tengo dos vertientes. Colaboro con asociaciones de protección de los animales y la naturaleza (quizá para redimirme de haber trabajado en el sector del petróleo) y creo contenido relacionado con las finanzas y la educación financiera en internet.

Quiero aplicar todo lo que sé de negocios, ventas y marketing para intentar hacer crecer lo más posible esta comunidad de grumetes de la bolsa, pero como no me lo planteo como un negocio, espero que entendáis que no voy a dedicarle el 100% de mi tiempo. La parte positiva, sin embargo, es que he decidido que todo el capital que este proyecto genere se va a reinvertir en el propio proyecto, para crear más contenido, para contratar a gente que me ayude a crear más valor, para lanzar campañas de publicidad para llegar a más gente, para comprar más cursos y libros de inversión que pueda compartir con la comunidad, etc.

¿Y cómo puedes ayudar y fortalecer la comunidad? Puedes comprar mis cursos, que de momento están en desarrollo, puedes apoyarme en plataformas como Patreon, puedes darme acceso a material que puede ser interesante para todos, como otros cursos, libros… todo será bienvenido y me encargaré de utilizarlo de la mejor forma posible.

Espero poder recorrer este camino hacia la libertad económica contigo. Mi objetivo es que en unos años tú seas económicamente más libre y que, formando parte de esta comunidad, ayudes a que más gente pueda acceder a educación financiera de calidad.

Mi estilo de inversión

Mi filosofía de inversión se basa en comprar empresas que estén injustificablemente infravaloradas (veréis que repito mucho esta frase), con poca deuda y un buen equipo directivo. Después de estar en el mundo empresarial, sé que el equipo directivo de una empresa es posiblemente lo más importante.También me fijo mucho en su modelo de negocio, su ventaja competitiva y demás.

Me gusta que la empresa cotice por debajo de su valor intrínseco y con un margen de seguridad atractivo, pero soy bastante flexible en mis valoraciones porque cada empresa es un mundo y tienes que ser capaz de entender la realidad de cada empresa para poderla valorar adecuadamente y prever qué va a hacer en el futuro. Tienes que saber que no hay fórmulas ni recetas que funcionen todo el tiempo. Esa es una de las lecciones que te da la experiencia y parte de lo que yo intento enseñar.

He estado estudiando la bolsa desde 2006, aunque empecé a invertir con este modelo de inversión dinámico de forma más activa a partir de 2012. Desde entonces, mi rentabilidad media anual es de un 19%. Y lo más importante, sin correr riesgos innecesarios.